19 Abr

“Jesús vino a ellos andando sobre el mar…los discípulos se turbaron, diciendo: ¡UN FANTASMA! Jesús les habló, diciendo: ¡Tened ánimo; yo soy, no temáis! (Mateo 14:24-27)

Hoy, después de un rato de hacer mis devociones y caminar, observé a una pareja de águilas posada sobre una misma rama. 

Al ellas divisarme, una de ellas, salió rápido volando. La otra, permaneció.

¿Por qué una águila se fue — me pregunté — “y la otra se quedó? ¿No vieron, acaso, lo mismo? ¿Por qué tuvieron una diferente reacción?”

La respuesta vino a mi corazón: “Sí, vieron lo mismo. Y, sin embargo, no; no vieron lo mismo.

En la mayoría de las veces, lo que vemos se convierte en una proyección nuestra. En general, vemos lo que somos. El cerebro nos envía una imagen relacionada y resumida de lo que ven nuestros ojos basado en nuestras experiencias y sentimientos pasados con el objeto o persona que está frente a nosotros — sean miedo o confianza, ansiedad o paz. Otra vez: ¡vemos lo que somos!

Comprendo ahora la reacción distinta que tuvieron estas dos águilas. Mi imagen o presencia, pudo haber hecho sentir inseguridad o amenaza a un águila, mientras que, a la otra, le hizo sentir una ordinaria comodidad.

¿Qué sientes tú frente a lo desconocido, o a lo familiar?

Nuestra reacción natural frente a lo desconocido es miedo. Frente a alguien que es, o se parece a alguien, que nos hizo daño es ansiedad. 

En el pasaje que corona esta reflexión hoy, los discípulos se enfrentaron al frío, la inseguridad, la oscuridad, la soledad, la tempestad. Jesús llegó caminando sobre las turbulentas aguas para decirle, “¡Tengan ánimo; soy yo; no tengan miedo!”

Frente a las nuevas o inesperadas etapas de tu vida espiritual, tu matrimonio, tu familia, tus finanzas y tu salud, Cristo, también, te anima hoy diciéndote lo mismo. ¡Tanto la tempestad como tu vida están en las manos de Jesús!

PENSAMIENTO PARA EL DÍA: “No es un fantasma. Es Cristo. ¡No temas!”

ACCIÓN DE GRACIAS: ¡Gracias, Señor, por la confianza, el gozo y la paz que nos das durante y a través de las tormentas!”

ORACIÓN: “Dios, ruego a Ti hoy porque tu paz y gozo se muestren, no sólo antes y después, sino durante la tormenta. ¡En el Nombre del Cristo que calma la tempestad! ¡Amén!”

1.  ¿QUÉ ME DIJO DIOS HOY a Través de esta Reflexión acerca del Águila?

2. ¿QUÉ VOY A HACER de Ahora en Adelante?

3. ¿CÓMO, CON QUIÉN y CUÁNDO voy a COMPARTIR este Mensaje sobre el Águila?

© Copyright By Dr. Leonardo Rodríguez-Esquilín

~IMBOX PARA ADQUIRIR TODO ACERCA DEL ÁGUILA!!! Desde “AGUILA-TOTAL”: 12 CDs y 1 DVD Hasta los 3 Manuales de la “TRILOGÍA DEL AGUILA”; Desde el Libro “CÓMO PREDICAR Y ENSEÑAR SOBRE EL AGUILA” Hasta el Libro “AGUI-RAPIA” (Aguila-Terapia); Desde el Libro “CÓMO SE RENUEVAN LAS ÁGUILAS”, Hasta MI “TESIS DOCTORAL SOBRE EL ÁGUILA!!!” Todas las Donaciones DEBEN Ser a Nombre de YANA!(“¡Ya No Estas Sola!”), un Ministerio para LIBERAR a Mujeres, Hombres y Niños PRESOS de las Garras de la Violencia Doméstica, y DESARROLLARLOS al Máximo a través de la Palabra Liberadora De Dios, Consejería Cristiana que Sana y Entrenamiento Vocacional!!!

(443) 977-0337

Deja un comentario