EL ÁGUILA DE TODOS LOS MIEDOS
19 Abr

“Jesús les habló, diciendo: ¡Tened ánimo; yo soy, no temáis!” (Mateo 14:27)

La pregunta continúa, “¿Por qué, después de 13 largos meses juntos, las águilas aún me siguen huyendo? ¿Quédebo hacer para ganarme su confianza: vestirme de color marrón y blanco, que son los colores de sus plumas? ¿Tiene el miedo una base cognitiva y de sobrevivencia? ¿Es el miedo una decisión?”

Hoy, mientras hacía mis devociones y mi caminata en “El Paraíso de las Águilas”, escuché desde mi derecha un repentino batir de alas. Sus bellos y majestuosos colores me aseguraban que era una preciosa águila juvenil que se acababa de ir. Seguí triste mi caminata y mi meditación.

La situación no mejoró cuando escuché otro sorpresivo batir. Era su mamá ¡que, también, huía! Otra vez, “¿Por qué la reacción de miedo después de 13 meses de conocernos? ¿Acaso se aprende o transmite el miedo, de padres a hijos, de generación a generación?

Entonces, ¿es el miedo, una decisión? ¿Podemos nosotros escoger entre el miedo y la fe, entre la ansiedad y la confianza?”

¡Las palabras de Jesús me llegaron como anillo al dedo! Tener ánimo es tener fe. ¡La fe en Jesús elimina todo miedo a lo desconocido! 

PENSAMIENTO DEL DÍA: ¡Escoge hoy fe y NO miedo!”

ACCIÓN DE GRACIAS: ¡Gracias, Señor, por darnos en Cristo toda la seguridad y confianza que necesitamos para vencer y triunfar!”

Deja un comentario